Gustavo Cordera- La retirada  

12/30/2010

Cuando se siente la necesidad de escapar del mundo, de las obligaciones, de nuestros males, de los recuerdos, de lo que duele, de la vida, de los remiendos, de las ausencias, de las decepciones, de lo que se quiere, de lo que ya no...

Intentamos irnos, poner el contador en cero.

Para poder olvidar, perdonar, avanzar, retomar, encontrar, seguir, entender, crecer...

Pero más que nada, esa retirada sirve, para vernos a nosotros mismos, para escucharnos, para reponer fuerzas, para reconstruir nuestro camino y seguirlo cuando nos tengamos fe.

Un poco golpeados, por nuestras decisiones, por las de los demás, por la vida, pero quizás con media certeza (suficiente para arrancar)

Comienza el año... Buena razón para estrenarnos de nuevo.




Adiós muchachos no se vayan a enojar
llegó la hora de irme
me voy sin nombre y casi todo lo que soy
sera totalmente inútil como un viejo cascaron

Tras los aciertos vino la comodidad
eso que llaman, prosperidad
me fui perdiendo entre tanta distracción
voy de viaje al desierto a encontrar un corazón

Adiós amigos no se vayan a creer
que mi intención fue desaparecer
yo se que puede parecerse a una traición
pero así de solitario es el camino del alma.

La retirada marca el fin de una ilusión
y el comienzo de un nuevo sol
la luna guarda todo lo que ya se fue
así yo me voy liviano a otro mundo,
viajo al mundo del no se...

Encuentrate dentro de tu corazón
encuentra allí tu soledad
el camino que conduce al sol de tu ser
lleno de luz, lleno de amor
búscate y allí te encontrarás
este es un nuevo sol
hay un nuevo comienzo
hay un nuevo final...

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Tormenta en el mar  

11/26/2010


Vuelvo luego

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Buen día, día  

11/15/2010

Buen día, día. Día, buen día.
Buen día, perro, mujer buen día.
árbol buen día, señor buen día.
Buen día, hijo, hermano buen día.
Buen día, día. Día, buen día.
Soy todos tus olvidos
y de todos tus olvidos
aparece mi alimento.

Aquí tu libertad,
aquí tu intención 
apelmazada de ser pájaro.
Aquí la piedra de tu risa.
Aquí... mi boca arriba y gritando
Buen día, a todo lo que pasa.
Yo soy el que da rota de tu paso olvidado.
Aquel que te camina,
descalzo entre tus pasos.
Nada sé, no. Nada sé...

Buen día, día. día, buen día.
Buen día, sol, soles buen día.
Tontos buen día, señora buen día.
Buen día, aire, luna buen día.
Aquí tu libertad,
aquí tu intención apelmazada de ser pájaro.
Aquí la piedra de tu risa,
aquí mi boca arriba gritando: Buen día, 
a todo lo que pasa.

Juntos cavaremos hasta la superficie de mi tierra.
Tu dolor es amor transformándose en mundo
y una caja es mi cuerpo donde el dolor no cesa.
Adentro mío;
Escarba hoy en tu mano tratando de
ubicarte en la cima.
Embelezate ahora que estas vivo.
Este mundo era ya una loquería.
Vamos...adelante.
Llevaras todo junto,
llanura y vegetal entrelazado.
Agua sobre fuego y fuego bajo tierra.
Sé bien que tus coros se pondrían 
contentos.

Vamos...adelante.
Que suba lo que crece.
Lo que se fue se vaya.
Aquí voy yo.
El que río y río
bajo y sobre las vertientes.
Aquí voy yo,
el que tentó al amigo.
Oíd, oíd, que hermoso río que suena en tí
llamando, humano, humano, humano...

El pensamiento corre,
el cuerpo baila.
Los ojos iluminan.
La voz llega y escapa.
Por que trastocar la lozanía
que hay en tu alma?
Ah! La estridente coraza.
Oh! La enfrascadora jornada.
Brindo contigo, Holderlin.
Por lo gratis, al bendición etérea.
Y óiganse las manos serviciales.
La tarea del amor,
creativo y fraternal.

Buen día, remanso, tempestad buen día.
Buen día, ruta, muerte buen día.
Buen día, día.
Ey! Y si hubieras contraído 
compromiso con la muerte?
Y si hubieras muerto acaso?
Peleando o creyendo.
O intentando escaleras para atrapar las
espaldas del cielo?
Hubieras llevado gloria hacia allá
(hacia desde donde ya no se vuelve)
Pero también, hubieras dejado fábula,
utopía y polvo
entre mis cofrades mortales.

Pobre eres si no llevas repletas las arcas
de tu corazón.
Idiota perdido aquel que no se reconozca en un
odio insensato.
Que imbécil no verá su pasión mas
desjuiciada.
Y que clase de rico será
quien no lleve todo junto y en un solo puño
la psiquis y el latido de su pueblo.

Buen día, día. día buen día.
Buen día estrella, humildes buen día.
Buen día cerca, lejos buen día.
Buen día, buenos locos buen día.
Buen día, mañana. Traición buen día.
Del ultimo sueño vengo,
del ultimo sueño soñado.
Han caído cortezas de mí.
Imperios han venido y desaparecido.
He comido el pan de la locura.
He sido cuerpos de otros cuerpos
y me he despertado en fiestas y caídas.

He sido celoso como mi ángel guardián
y paciente como las arañas.
Tanto he dormido en el azul barro del
invierno como he vuelto desde la blanca luz
de los ciegos del mundo desierto
entre cactus, reptiles y minerales.
Buen día, dia. día, buen día.
Mi joven realidad ya no se busca
en los reflejos de un espejo astillado.
No quiero ser un barco anclado
sobre un río tormentoso.

¡He venido a mover y darle
marcha a la fanfarria!
me fecunda la música que tonifica
el cura.
Los poetas me acusan de deber ser
valiente.
Las artes para siempre,
las musas sin cadenas.
Huelo, como vino, juego.
Me recuesto cara al cielo.
y mi reposo goza en la paz de cada origen.

Buen día, día.
Adiós barcos anclados sobre torrentosas aguas.
Adiós espejos astillados.
No nosotros, regocijo del rocío
sobre narices esplendidas.
No, no, no,
no nosotros
elásticos enhebradores de deseos.
Buen día, día.
Buen día, futuro venturoso.

Buen día, día.



AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Particularidades vecinales  

11/07/2010



Hay como 30 grados de temperatura y el viento caliente sopla enloquecido. Aprovecho y lavo pilas de ropa. Es increíble que digamos; "no tengo nada que ponerme", y yo tenga que tanto que lavar...

Voy a la terraza. Mis vecinos de al lado viven una loca fiesta de alcohol desde la noche anterior.


Están alegres, ríen, gritan. Me asombra como la garganta y el cuerpo les aguanta.

Reunidos en su patio vociferan: mi amor! y llenan el aire de carcajadas ruidosas.

Cuelgo la ropa apresurada, intentando pasar desapercibida, no tengo ganas de sonreirles, ni de ser amable, ni nada. 

Qué cómico sería si alguien me viera en este momento moverme por la terraza encorvada, aplastada por un techo invisible, pero así estoy.


Hay lugares libres en la soga y concluyo que algo se debe haber volado.  Entonces me acerco un poco a la otra casa lindera que a diferencia de la anterior, está sumida en un profundo silencio de siesta.

Me asomo, solo un poco, intentando descubrir si mi ropa era parte de la cucha de su perro-murciélago (sostengo la teoría de que un bicho tan feo, debe ser mutante y no canino 100%)

En el patio, el hijo de mi vecino, completamente desnudo excepto por sus zapatillas negras estaba agazapado y en posición de ataque frente a un gato en alerta que lo miraba amenazante, mientras reculaba sobre sus pasos con el pelo erizado.

Me levanté y dí unos pasos para atrás. A mis espaldas sonó de nuevo un mi amor! etílico.

Junté mis cosas con prisa  y bajé pensando en que es mejor terminar después.

Mientras, dilucido si mudarme o sumarme a las particularidades de mis vecinos, y salir a mi patio adornada con alguna flor en el pelo bailando desnuda al grito de libertad! libertad! libertad!

Total, a quién le va a importar?

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Freud a la fuerza  

11/05/2010


Llegué cuando todos hacían ya el parcial. Igualmente se dieron vuelta para ver quien entraba al salón.

-Buenasss

-Pasá sentate ahí (me dice el profesor)

-No. No voy a hacer el parcial

-Por qué no?

-No. Porque no... Vine a firmar la hoja para hacer el recuperatorio

-Pero por qué no lo hacés ahora?

Le hago señas con la mano para que se acerque. Por supuesto, pocos escribían. La mayoría me miraba.

No venía, solo testarudamente me preguntaba -por qué no?

Le hago más señas. La ayudante le traduce mis señas en una orden: -vení Walter!

Se acerca y le susurro:

-Pasa que tuve un dilema personal, no sabía si seguir o no seguir con la carrera...

-Y?

-Y que no estudié

-No importa, hacelo.

-Pero no leí nada, solo un apunte anoche y porque sí

-No importa, hacelo

A esta altura yo estaba colorada.

-Pero profe, no traje hojas, no tengo con qué escribir

-No hay problema, te conseguimos

Me facilitaron las hojas, la birome.

Y me senté. Y escribí. Y asocié. Y pensé, qué pelotuda, si hubiera leído un poco me salía bárbaro.

Terminé. Había escrito una hoja completa.

Cuando le fui a entregar el examen, me salió agradecerle.

No sé cómo habrá salido, pero sentí otra vez, ganas de continuar.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Mi quitapenas  

10/20/2010













Juro que con cosas como estas, se me pasan las tristezas y pierden fuerza todos los males.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Los dibujos de Joaquín  

10/17/2010











flecha desangrada


Los curas

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Sigmund Freud: “Conferencias de introducción al psicoanálisis”. Conferencia nro 1. Introducción.  

10/13/2010

y vos querés ser psicoanalista?

El psicoanálisis y una nueva dimensión de lo psíquico.

 

Sigmund Freud: “Conferencias de introducción al psicoanálisis”
(RESUMEN)

Conferencia nro 1. Introducción.


Puedo dar por supuesto que uds. Saben que el psicoanálisis es una modalidad de tratamiento médico de pacientes neuróticos. Y puedo darle ejemplos de cómo muchas cosas ocurren al revés de la medicina habitual.
En ésta le damos a los pacientes seguridades sobre el éxito del tratamiento. A un neurótico le exponemos las dificultades del método, su duración, los sacrificios y no aseguramos resultados.
Les presentaré las deficiencias inherentes a la enseñanza del psicoanálisis y las dificultades con quien tropieza quien quiera formarse un juicio personal de él.

Primero están las de instrucción, las de la enseñanza del psicoanálisis. En la enseñanza médica se han acostumbrado a ver. Ven los síntomas de su enfermedad. En el psicoanálisis todo es diverso. En el tratamiento analítico no ocurre otra cosa que un intercambio de palabras entre el analizado y el médico. El paciente habla, cuenta sus vivencias pasadas y sus impresiones presentes, se queja, confiesa sus deseos y sus mociones afectivas. El médico escucha, procura dirigir las ilaciones de pensamientos del paciente, empuja su atención a ciertas direcciones, le da esclarecimientos y observa sus reacciones.
Las palabras despiertan sentimientos y son el medio universal con que los hombres se influyen unos a otros. Por eso no hay que despreciar el empleo de las palabras en la psicoterapia.
La conversación en que consiste el tratamiento psicoanalítico no soporta terceros oyentes. Es que las comunicaciones tocan lo más íntimo de la vida anímica del paciente, todo lo que tiene que ocultar a los demás y lo que no quiere confesarse a sí mismo.
Ahora bien, tienen todo el derecho a preguntarse, si no existe ninguna certificación objetiva del psicoanálisis, ni posibilidad alguna de hacer demostración pública de él, cómo se puede aprenderlo y convencerse de la verdad de sus aseveraciones?
Desde luego existe un camino transitable. El psicoanálisis se aprende primero en uno mismo. Por esta vía se obtiene la convicción acerca de la realidad de los procesos que el psicoanálisis describe y acerca de lo correcto de sus concepciones. Ahora por este camino los progresos son limitados. Más lejos se llega si uno se analiza con un analista.

Hay una segunda dificultad en relación a que hayan cultivado hasta ahora estudios de medicina: esta formación previa ha de apartarlos mucho del psicoanálisis. El pensamiento psicológico les es ajeno.
El psicoanálisis quiere dar a la psiquiatría esa base psicológica que pueda volver inteligible el encuentro de la perturbación corporal con la perturbación anímica.
Con este fin debe mantenerse libre de cualquier presupuesto ajeno de naturaleza anatómica, química y fisiológica.

La siguiente dificultad tiene que ver con dos aseveraciones del psicoanálisis:
La primera dice que los procesos anímicos son en sí y por sí, inconcientes y los procesos concientes son apenas actos singulares y partes de la vida anímica total.
Esto a pesar de la creencia habitual de la conciencia como sinónimo de lo psíquico.
El segundo enunciado del psicoanálisis contiene la aseveración de que las mociones pulsionales no pueden designarse sino como sexuales y desempeña un papel importante en la causación de enfermedades nerviosas y mentales y que esas mismas participan en las más elevadas creaciones culturales, artísticas y sociales del espíritu humano.
La repulsa por este resultado de la investigación psicoanalítica es la fuente de resistencia más importante con la que se ha chocado.
Creemos que la cultura fue creada bajo fuerzas pulsionales, sexuales mayormente, que son sublimadas, desviadas de las metas sexuales y dirigidas a otras que ya no lo son.
La sociedad no discierne amenaza mayor a su cultura que la eventual emancipación de las pulsiones sexuales y el regreso de ellas a sus metas originarias. Por eso no tiene interés alguno en que se reconozca la fuerza de las pulsiones sexuales y se ponga en claro la importancia que la vida sexual posee para los individuos.
Por eso no soporta el hallazgo psicoanalítico.

Éstas serían algunas de las dificultades que le saldrían al paso si uds se ocuparan del psicoanálisis.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


El ogro y la bruja Rubén Goldín  

10/12/2010

Serán muchas las brujas buscando abrazar tristes ogros que mueran ante una mirada fatal...?





AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Falovelador  

10/09/2010

Tenía un par de minutos para llegar y seguramente tardaría muchos más en hacerlo. La música inserta en los oídos, lo que sea para abstraerme del ritmo de la gente, el tránsito enloquecido del microcentro y la molestia del calor que se hacía sentir por vez primera en esta primavera.

A la mirada de videoclip que aprendí a tener en estos momentos, que se pierde en detalles, en formas y colores, algo la traspasó por un minúsculo instante.

Me frené y volví sobre mis pasos, creyendo tener un problema de obsesión fálica, pero no.

No era una ilusión óptica. Allí rebosante, contundente, atravesado por venas y algo encorvado, desde la vidriera de una compra-venta de antiguedades estaba, emulando quizás al dedo de E.T. cuando decía: -e.t. go home..., un radiante pene con una luz incorporada.

Estaba rodeado por pequeñas estatuas desnudas, fotos de Fidel Castro, dioses hindúes y una bola de cristal de la que caía otro ramillete de penes de todos los tamaños, era algo surrealista y todo un espectáculo kitsch para la vista de quien fuera capaz de mirar.

Por supuesto, semejante velador era digno de una foto:


Así que ya saben, si descubren que este estilo de decoración es lo que necesitaban para darle alegría a su vida, no tienen más que caminar distraídos por la calle Italia, al 700 que seguro, lo encuentran.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Alejandro Sanz- Tú no tienes la culpa  

10/01/2010


Tú no tienes la culpa... Ni yo




Sigo pensando en ti como en las olas del mar
Que se envuelven en sí mismas y se olvidan de nadar
Sigo esperando el día para verte despertar
Tú me das la luz

Quiero mirar tus ojos
Que me saben perdonar
Y mi alma se hace añicos
Solo oírte respirar
Tú le das sentido a todo
Incluso a esta oscuridad
Tú eres luz

Y tú no tienes la culpa
De las cosas que duelen
Tu me haces bello el retorno
Y das sentido a lo que viene
Tú no tienes culpa… ni yo

Me has entregado versos que ni el cielo podrá
Me has llamado con la fuerza de la voz del huracán
Tú me has abrazado cuando todo andaba mal
Tú me diste luz
Tú me diste calma y me la enseñaste a usar
Tú trajiste lunas nuevas, nuevecitas a este mar
Yo prendí en tu pelo un alfiler de libertad
Porque eres tú

Tú no tienes la culpa
De las cosas que no valen
Tú me haces bello el retorno
Y eres más bella que nadie
Tú no tienes la culpa
Si te pierdes el baile
Tú me haces bello el desastre
Si quisieras perdonarme
Yo no tengo razones
Pero me da coraje
No quiero que te roce
Ni un solo fleco de este aire
Tú no tienes la razón, ni esta canción,
Ni yo
La mas bella, bella…




AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Dot. The world smallest stop-motion movie  

9/27/2010

Nuestro mundo pequeñito, ínfimo, minúsculo, es todo lo que tenemos. Y por lo que vale la pena pelear.






Ésto es invención del Profesor Fletcher de la CellScope, consiste en un dispositivo Nokia con un microscopio, y fue la inspiración para una película diminutos creado por Sumo Ciencias de Aardman.

Está protagonizada por una niña de 9 mm llamada Dot y muestra su lucha por un mundo microscópico.

Todos los detalles minúsculos se rodaron utilizando la tecnología CellScope y Nokia N8, con su cámara de 12 megapíxeles y óptica Carl Zeiss.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Mal karma mañanero  

9/21/2010


Probablemente el reloj ya anunció el cambio de jornada. Y ella allí, inmersa en su mundo pequeñito, fascinada con una muñeca a la que un brazo le gira loco y cuyos ojos ya no abren.

Le hablaba amorosamente, como una madre a su hija. Yo con la vista cansada del resplandor del monitor, tecleaba mientras escuchaba los diálogos de sus juegos.

-Má, puedo comer caramelos?

La miré. Esta conversación la repetimos siempre, como funciones de una obra de teatro. Una exitosa, por cierto.

-No, y tenés que ir a acostarte. Es tarde.

Extrañamente obediente desaparece del living. La voz lejana repite la escena frente al padre. La obra tiene el mismo final.

Aparece con un caramelo gigante en la mano, producto de la cosecha de cumpleaños de esa tarde. Sonriendo, intentando simular la emoción de tener algo decidido y saberlo ganado antes de ejecutado evita mi mirada que la sigue por la habitación.

-Qué hacés con eso?

-Papá me dejó.

-Estás segura que te dejó?

-Sí.

Me admiré de su capacidad de mentir, pero el rol que me tocaba en este instante era otro.

-Decime la verdad. Papá te dejó comer ese caramelo?

-Sí.

-Mirá, sabés que está muy mal mentir. No tenés que hacerlo. Quiero que digas la verdad, porque si vos me mentís yo te saco ese caramelo y lo tiro a la basura. Así que pensalo. Papá te dejó comer eso?

Sin pestañear contestó: -Sí.

En ese instante todo un debate filosófico/moral se desató en mi interior. Es solo un dulce. Pero qué representaba si lo dejaba pasar? Qué avalaba si no cumplía lo que dije minutos antes?

Y por otro lado, cuántos dulces tuvieron que haberme quitado a lo largo de la vida a mí?...

Tranquila, aunque no convencida, le saqué el caramelo, fui hasta la cocina y lo arrojé a la basura.

Ella lloró y luego se acostó.

Me quedé hasta tarde esa noche. Las madrugadas suelen ser amigables conmigo. A la mañana siguiente, la sentí treparse de acolchados y frazadas, pasar por encima mío y saludarme con un beso estampado en la mejilla. 

-Hola amor.

Murmuré y sonreí ante el mimo.

-Hola má. Puedo comer el caramelo?

No otra vez, rogué en silencio mientras metía la cabeza bajo las sábanas.

-Daaaale má, me dejás comer el caramelo?

Los chicos suelen ser especialistas en horadar la paciencia y en conseguir sus objetivos mediante estudiadas técnicas de repetición y saturación.

Recordé mi conflicto interno del día anterior. Y volví a pensar en las mentiras propias, excusadas en mil razones validas para mí. Cómo podía ser juez? Cómo negarle ese dulce? 

-Dale comelo.

La oí renegar con el envoltorio y escuché la petición:

-Me lo abrís?

Lo agarré mientras mis pensamientos seguían disparándose en direcciones místicas ya, que incluían karma y destino.

Me puse el paquete en la boca y pegué un tirón para arrancarle la punta y que finalmente, pudiera comerlo. Abrí los ojos. 

En realidad creo que fue ese instante en el que desperté verdaderamente.

-More... Vos sacaste el caramelo de la basura?

Y ella, juro que con la voz más pequeñita, inocente, y semejante a la justicia divina que pudiera oír en este mundo, respondió:

-Sí.


 

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Ismael Serrano Sudestada  

9/15/2010




Sudestada de Ismael Serrano



Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Augusto Monterroso




El barco se balancea agitado por el agua metálica, plata vieja arañada por la sudestada. En el barco varias almas. Y entre ellas un mujer que suspira y en su pecho caben todos los suspiros del mundo. A su lado viajo yo. Trato de dormir y, como el dinosaurio de Monterroso, al despertar la melancolía sigue allí. Es como si el río supiera de nuestra pena. Y se mueve como un animal que trata de huir del cepo que lo atrapa.

Digamos que la arcilla de nuestra vida giró con fuerza en estos días y el torno no detiene su ritmo implacable. Y hago un crucigrama, hojeo una revista mientras un niño grita y grita a nuestro lado, su madre hace compras en el dutyfree. Pero nada calma las aguas ni el dolor del pecho. Ni el llanto del niño que busca a su madre. Y en su llanto parecen llorar todos los niños del mundo.

Así como brillan los perfumes en las vitrinas de la tienda contemplo los días que se marcharon, brillando como las luces del puerto que nos recibe al otro lado de la orilla.

Bajamos del barco entre empujones. Todos tienen prisas. Imagino lo que sentirán los que llegan a España con el corazón en un puño, sin saber si se les permitirá la entrada. El ceño fruncido del funcionario, el interrogatorio, la arbitrariedad, el futuro pendiendo de un hilo frágil suspendido sobre la nada. Mi recibimiento es muy diferente así que siento algo de culpa y vergüenza.

Llegamos a Montevideo que nos recibe con viento y lluvia. Fumo un cigarro (sí, ya sé que tengo que dejarlo) y la brasa tiembla con el aire, levanta una pavesa y sonrío. Me reconforta llegar a esta ciudad. Aunque la muchacha sigue suspirando y el niño aún llora y yo sigo malherido.

Pero pronto cantaré. Y la ciudad dormida me regalará el sueño que tuvimos siendo niños, sonarán las canciones que escribí para ti, como la llamada desde el cerro, tranquilizando nuestro pecho agitado por la sudestada, brindaremos con medio y medio prometiendo regar los jardines y los recuerdos.

Fuera llueve. Dentro también. Y un día al despertar el dinosaurio se habrá marchado.



AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Eduardo Galeano. El libro de los abrazos.  

8/23/2010


El diagnóstico y la terapéutica


El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas.
A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas
ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados
noche tras noche por los abrazos, y padecemos fiebres
devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de
decir estupideces.
El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito
de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la
sopa o en el trago. Se puede provocar, pero no se puede
impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el
polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada.
El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas.
No hay decreto del gobierno que pueda con él, ni
pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen,
en los mercados, infalibles brebajes con garantía y
todo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Momentos únicos  

8/14/2010

Existen instantes, minúsculos, perfectos y únicos, capaces de atravesar la retina y habitar lugares más profundos dentro del ser.

Una sonrisa cómplice, el cielo una tarde, una mirada furtiva en la calle, el viento moviendo su cabello, la lluvia mojando el pavimento, un beso en el aire...

Algunos pueden ser capturados por la cámara, como éstos:








































AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips