QUEJAS DE BANDONEÓN  

12/31/2008


Ese año no había sido especialmente bueno, tampoco malo, para la mayoría de la gente.

Subieron los impuestos, boca salió campeón, un escándalo obligó a un diputado renunciar mientras juraba su inocencia.

El del 8vo engañaba a su mujer, la estrellita de moda se casaba, la portera (como años anteriores) lo miraba como si fuera un pervertido...

Para la mayoría, solo pasaron cosas.

No comprendía por qué todos actuaban como si el cambio de almanaque fuera a traer eso que tanto repetían en cursis tarjetas por estos días.

Paz? Amor?

La paz había terminado el día en que ella se fue, el amor, temía,  estaba perdido desde antes...

Miró el reloj en la pared, -Falta poco para las 12 -calculó y suspiró mirando sus zapatos de cuero negros relucientes comprados el día anterior, en cuotas.

Por la ventana el reflejo de fuegos de artificio tempraneros iluminaban su rostro vacío de expresión.

Sonaba un tango en el pasillo del edificio. Algún solitario caníbal como él, desafiando la fecha con quejas de bandoneón, pensó.

10!... 9!...

Gritaban en la calle. Y él recordó una vez más, sus ojos rasgados atravesándole el alma como afiladas cuchillas de acero templado. Maldijo el no poder dejar de amarla ni siquiera en este momento en que el cuerpo le exigía extraviarla de su memoria.

8!... 7!...

El ascensor inició su recorrido desde la planta baja. Y escuchó la puerta abriéndose en un piso ajeno, las voces perdiéndose en saludos de última hora.

Tantas veces la había adivinado llegando, los pasos pequeños y apurados, el ruido de la llave girando en la puerta... y no fue capaz de intuir el camino inverso. 

6!... 5!...

Los acordes se aceleraban y también su corazón lleno de alcohol y recuerdos. De ella recibiéndolo, dócil, mansa, para cumplir la metamorfosis generada por el deseo y convertirse en la fiera que mordía su boca cn furia y arañaba su espalda marcando infinitos caminos...

4!... 3!...

Apuró el trago y dejó el vaso sobre la mesa ratona al lado del sofá. Tomó el arma con toda la tranquilidad del mundo, del que tiene la certeza de lo inevitable. 

2!... 1!...

-Feliz año. -masculló con la boca pastosa, amarga. Cerró los ojos aferrándose a un último beso y apuntó a su sien.

El sonido se mezcló con los ruidos de la noche y la sangre con el tapizado aterciopelado.

Lejos. Una mujer levanta su copa... Y llora ausencia, mientras escucha los acordes de un tango que ya termina.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


DEL MEDIO ORIENTE, LOS DIAGUITAS Y TITANES EN EL RING O LOS PELIGROS DE LA LIBRE ASOCIACIÓN NOCTURNA  

12/28/2008


         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
es lo mismo que el problema del medio oriente, me hago tal quilombo...

walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
walter dice:
es facil
walter dice:
estan todos enojados con todos!!!!
walter dice:
jojo

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaa
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
es cierto!
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
anoche fui a ver una película de leonardo di caprio que trata eso

walter dice:
medio oriente es una hecatombe

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
seeee una serie de hechos bochornosos
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jojo

walter dice:
seeeeeeee
walter dice:
que incolucran a:
walter dice:
los musulmanes

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
bin laden

walter dice:
los diaguitas
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
walter dice:
(que tendran que ver los diahuitas)

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaa

walter dice:
jojojojojojojojo
walter dice:
me tente bolu
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
los jonicos y los doricos
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaa

walter dice:
pense en los chiítas y me salio los diaguitas

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
las tetas sirias
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
ahhh la pelotita que le erraste!

walter dice:
tutan camon (baby)

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

walter dice:
jajjajajajjajaja

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajjajajajajja
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
osama y obama

walter dice:
los palestinos
walter dice:
las pelestinas

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
las empanadas turcas
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaa

walter dice:
los hijos de ellos (los palestinos serian)

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jojo

walter dice:
jajajjajajjajajaa
walter dice:
el turco abdala de la tienda de la esquiena

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajajajajaja cme meo

walter dice:
mohamed troyano
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
con el turbante
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jojo

walter dice:
seeeeeeeeeeeeee
walter dice:
los syrios
walter dice:
los libaneses

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
sería el más turbado
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajaj

walter dice:
claro
walter dice:
mohamed rodilla de goma troyano

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajaja

walter dice:
jajajjajajajjajaa

walter dice:
la franja de gaza, la franja de algodon
walter dice:
la franja morada
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajaj

walter dice:
me estoy muriendo de risa bolu

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jojo
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
sos mortal

walter dice:
los egipcios
walter dice:
la momia negra
walter dice:
STP

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
martin karadajian

walter dice:
pepeino
walter dice:
jajjajajaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
el ancho peuchele

walter dice:
tufi meme

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajaja

walter dice:
jajajjajajjajajjaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
brendan fraiser
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
la parte 1 y la 2

walter dice:
:|
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
la peli!

walter dice:
:S
walter dice:
babel

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
ay!
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
la baba de caracol

walter dice:
babilonia
walter dice:
babasonycos

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
babelito (chupetes)

walter dice:
jijojojo
walter dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaa

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jajajajajaja
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
la baba del nono

walter dice:
barun el kabul

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
tobul
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jojo

walter dice:
seeeeeeeeeeeee
walter dice:
las piramides

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
el cubo mágico

walter dice:
la torre eiffel

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
el rollisec

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
la torre de pisa

walter dice:
el monumento a la bandera (a la bandera libanesa)

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaa

walter dice:
la pizza de anchoas

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaa no!
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
se me ocurren asociaciones obscenas!

walter dice:
jajjajajajajjaa
walter dice:
es como el ciego que pasa por la pescaderia y le manda "adios chicas!"

         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
jaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajaaa
         ¤*Gãߥ*¤.·´¯`·->         dice:
bolú justo estaba tomando agua jajajajaja

walter dice:
jajjajajjajjajjjaa
walter dice:
jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj
*
*
*
*
*
Nota aclaratoria: aunque parezca lo contrario, no había alcohol en el msn  
         

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


EL MOSQUITO SIN LUZ DE EDU SCHMIDT  

12/19/2008

Soy el mosquito sin luz,

soy una piedra que no rodó,

una miga sobre la mesa,

la promesa que no cumplió.

Soy un billete mojado

soy una planta que se secó

Una letra en una biblioteca,

esa carta que no te llegó.

Ojalá que algún día te vuelva a ver

y que pueda volver a ser yo

una noche de luna llena, una puesta de sol.

Soy la ventana rota,

lo que se oxida en algún cajón,

ese río que no se mueve,

esa boca que no besó.

Soy la botella vacía,

soy el que espera en la terminal,

la colilla en el cenicero, lo que sueño

y después no me puedo acordar

Ojalá que algún día te vuelva a ver

y que pueda volver a ser yo

una noche de luna llena, una puesta de sol.

Vivo bajo la alfombra,

soy el secreto que se guardó,

la palabra que no se dijo,

y la oreja que no la escuchó.

Ojalá que algún día...

 
Y le digo mi canción al viento,
 
y le digo que la haga volar,
 
y se meta en el oído atento,
 
la semilla que lo haga cantar.

Ojalá que algún día...

Y le digo mi canción...

Ojalá que algún día...

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


LEONA LEWIS SPIRIT (THE LUXE EDITION) 2008  

12/11/2008


Leona Lewis - Spirit (The Deluxe Edition) (2008)

Leona Lewis continúa triunfando en todo el mundo con su primer disco internacional ‘Spirit’ que ya ha vendido más de dos millones de copias. 
Para celebrar este indudable éxito, se pone a la venta una nueva edición de este disco en el que se incluyen varios temas inéditos 



Artista: Leona Lewis
Álbum: Spirit (The Deluxe Edition)
Año: 2008
Tamaño: 88 mb
Formato: mp3 / 256 kbps



Lista de temas

01.Bleeding Love
02.Whatever It Takes
03.Homeless
04.Better In Time
05.Yesterday
06.Take A Bow
07.I Will Be
08.Angel
09.Here I Am
10.I’m You
11.The Best You Never Had
12.The First Time Ever I Saw Your Face
13.Footprints In The Sand
14.A Moment Like This
15.Forgive Me
16.Misses Glass

http://rapidshare.com/files/166943668/Leona_Lewis_-_Spirit__The_Deluxe_Edition___2008_.rar

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


LLORAR A LÁGRIMA VIVA DE OLIVERIO GIRONDO  

12/04/2008

Hay días... en que el sol está de más




Llorar a lágrima viva. 
Llorar a chorros. 
Llorar la digestión. 
Llorar el sueño. 
Llorar ante las puertas y los puertos. 
Llorar de amabilidad y de amarillo. 
Abrir las canillas, 
las compuertas del llanto. 
Empaparnos el alma, la camiseta. 
Inundar las veredas y los paseos, 
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto. 
Asistir a los cursos de antropología, llorando. 
Festejar los cumpleaños familiares, llorando. 
Atravesar el África, llorando. 
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo... 
si es verdad que los cacuíes y los cocodrilos 
no dejan nunca de llorar. 
Llorarlo todo, pero llorarlo bien. 
Llorarlo con la nariz, con las rodillas. 
Llorarlo por el ombligo, por la boca. 
Llorar de amor, de hastío, de alegría. 
Llorar de frac, de flato, de flacura. 
Llorar improvisando, de memoria. 
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


ROMPIENDO EL SILENCIO  

11/29/2008

Image and video hosting by TinyPic

Desde hace algún tiempo el silencio me visita:

se sienta cómodo en mi sillón,

me mira sonriente a los pies de la cama

cuando comienza mi mañana,

y con un dedo me roza la piel,

para asegurarme, que sigue allí.

En un principio creí, que era bienvenido,

Lo dejaba probarse mis ropas, como si fuera un juego,

lo veía ojear mis libros, escuchar mi música.

Pero tanta era su presencia que llegó a abrumarme

Me pregunté, por qué no se va?...

Y más cómodo se sintió

Y menos pude hacer para desaparecerlo

Entonces lo descubrí, secando mis letras

hasta hacerlas imperceptibles,

cerrando mi boca con sus dedos huesudos,

cada vez que intenté conspirar para deshacerlo

Tarde, sentencian sus ojos

Yo desafiante sostengo esa mirada,

y como en un todo o nada,

le devuelvo un susurro

apenas perceptible pero suficiente

Y digo  "te extraño"

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


DE HAMACAS DE JW  

11/21/2008


Una hamaca meciendose lentamente.

Una brisa fresca renovando las esperanzas.

Una sonrisa inocente.

Una tormenta de verano.

Un guiño en la espera.

Un barco, un crucero al fin de las cosas.

Una flor.

Un sonido.

Un anhelo.

Todo eso da vueltas en mi cabeza.

Y yo, en ese afan de encontrarle la explicacion a todo, lo asocio con tu rostro.

Tu cara siempre me da la excusa para seguir conmigo.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


I WANNA HOLD YOUR HAND  

11/17/2008


Él caminaba delante suyo. Y ella no podía dejar de observarlo ni por un instante. El cabello oscuro, el cuello, la espalda que tantas veces recorriera, su contoneo al andar...

Se apropiaba con la vista de cada célula de ese ser. Conocía su piel desde hacía unos tres años atrás, pero religiosamente y como si fuera un descubrimiento, lo devoraba con la mirada cada vez que cruzaban ese patio de mosaicos rojos y helechos contra las paredes.

Siempre supo que él no sería un cliente más. Hubo un instante, de muchos otros instantes especiales, que se repetía y que le dieron la señal, la certeza, de que sería diferente.

La primera vez que estuvieron juntos, una mañana (no recordaba bien que día), cuando ella esperaba una transacción comercial y él un poco de calma...  Cuando se unieron, mecánicamente ella, torpemente él, cuando los juegos terminaron, cuando la piel transpirada pedía reposo, él se había acercado desde atrás y le había dejado un beso suave en su hombro. Luego la abrazó.

Y fue como si hubiera tocado un punto mágico, un caudal de sensaciones íntimas derraparon en su piel. Las defensas construídas, las máscaras acumuladas por el tiempo y por el dolor, cayeron sin que pudiera hacer nada al respecto. Y así quedó, desnuda el alma, recibiendo ese abrazo, sintiendo, como hacía tiempo no se permitía.

A partir de ese hecho, cada semana esperó ansiosa la visita de su cliente. Aunque cliente era una palabra formal, entregaba más que el cuerpo en esas sábanas.

Bien podría haberle pagado con besos, arvejas o dulces, siempre terminaba el encuentro con una sonrisa que le duraría hasta asomar la luna, con un suspiro y con la impaciencia contando como condenado, los días que mediaban hasta la próxima vez.

Conocía su historia casi sin filtros. Como a muchos, a él le gustaba hablar. Tenía mujer, hijos, un trabajo agobiante, rutina, deudas, soledad y ganas de volar...

Y ella utilizaba su experiencia, la sabiduría de todos los hombres que le hablaron antes, su intuición y le regalaba las mejores palabras, mientras con ternura lo miraba y acariciaba su cabello.

Un gesto la alertó y le hizo abrir los ojos en forma desmedida. De reojo casi, él estiró la mano abierta en su dirección, ofreciéndola en un gesto cariñoso.

Apuró el par de pasos que mediaban entre ellos y sin dudarlo, entrelazó sus dedos, colgándose feliz.

Así, jugando a ser pareja, recorrieron los pocos metros de esa galería hasta la habitación que cada semana los esperaba.

 Al abrir la puerta, lo detuvo. Con la mano libre, tomó su cara, lo miró a los ojos y le dió el más precioso de los besos, apretando con fuerza la mano que los unía, intentando retener ese instante...

Dentro, los esperaba la cama sencilla de madera oscura y sábanas blancas, el acolchado bordó, y el espejo en la pared, reflejando esta vez, a una mujer de ojos vidriosos, perdidos, con un arma lista para matar.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


UNA CORTA HISTORIA DE AMOR DE CARLOS LESCANO  

11/13/2008

Una pareja de palomas fugadas del dibujo de una niña, muestra su sueño.

Precioso corto de Carlos Lescano.


A SHORT LOVE STORY IN STOP MOTION from Carlos Lascano on Vimeo.

Bonus track:

Excelente trabajo de animación del hijo de cabezón un integrante de nuestro foro. "El George Lucas de las pampas húmedas". Disfrútenlo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


FELIZ CUMPLEAÑOS  

11/11/2008


Feliz Cumpleaños al colaborador estrella de este blog, creador de la filosofía lucaniana.

Si bien hemos tenido que censurar algunas de sus máximas, como la que formulara hace unos días al perder su primer diente (no solo se le cayó, lo perdió) y al ver que el ratón Perez no le dejara ninguna recompensa, se refirió al mismo como "rata apestosa", amenazando con darle golpes si algún día regresaba a su casa.

Realmente, estamos felices de contar con la sabiduría de este pequeño ser egocéntrico, narcisista, políticamente incorrecto, pero extremadamente adorable (al punto de abrazar las bolsas con golosinas que preparábamos para los invitados de su fiesta,con el objeto de que, según sus palabras, "además de caramelos, den felicidad".

Ojalá que el crecer le quite lo menos posible la lucidez de sus cinco.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


AYER  

11/06/2008


Ayer, llegué a mi casa cerca de las dos de la mañana, horario razonable para un noctámbulo como yo. Para mi desdicha, el portero que atiende mi cochera todas las noches, y que se encarga fatigosamente de abrirme y cerrarme el portón _siempre prolijamente cerrado_ no se encontraba, y en su reemplazo, había una persona a quien yo, sin demasiados atributos, lo di en llamar “el dormilón”. Luego de algunas palmas moderadas, intentando no despertar a todo el vecindario, y tras quince minutos de espera, apareció la figura chinesca de este personaje, desperezándose, tal y cual yo tuviera todo el día para esperarlo, y entre una suerte de gemidos y bostezos, profirió un chiste que hubiera querido no escuchar, me dijo –estas son horas de llegar…??
Hice caso omiso al comentario, guardé mi coche y cuando salí, aún con ganas de amargarme la noche, me dijo –que descanse!!, a lo que contesté –no creo que ni a propósito, logre conciliar el profundo sueño que este establecimiento provoca en sus empleados (creo que no me entendió).
Subí y me dispuse al aseo previo al descanso, aseo que realizo más por tozudez que por hábito, de buena gana me tiraría a dormir con todo lo que llevo puesto.
En el baño, al lado de la jabonera que lo único que conservaba del producto para el que esta fabricada, eran unos deshilachados pedazos que pendían de sus bordes, estaba la pasta dental, o mejor dicho, el envase de pasta dental, arrugado, como hacia días, mirándome con esos ojos de reemplazo. A duras penas y algunas dentelladas, logré sacarle casi el alma, compuesta de algún gramo de esa blanca sustancia de la que iba en procura, un poco de plástico de la tapa retorcido por mis molares y algún rasgo de pintura del isotipo de la marca, que había claudicado en esa desigual lucha.
A las dos y algunos minutos, caí maltrecho en mis aposentos, y a las tres en punto, me levante pensando en el motivo de esa perturbación que no me dejaba conciliar el sueño. Lo hallé rápidamente, tenía hambre. Sin más trámite, me dirigí a la cocina, abrí la alacena y sin mediar demasiado estudio, tomé la decisión. Como dice mi madre, un colchón de “alberjas” es rápido de suculento.
Encendí un cigarro para que me acompañe en la cocción, saqué hacendosamente la lata de arvejas, otra de atún en aceite, para darle un corte mediterráneo, o para comer algo más de otra cosa, como prefiera el lector. Me procure el sartén que puse a fuego moderado y el aceite que aún en minúscula cantidad, intente que cubriera toda la superficie metálica.
Cuando me dispuse a abrir las latas de conservas (primero arremetí contra la de atún), mi abrelatas se despedazo “mágicamente”. Antes de recurrir al destornillador philip, desvencije un cuchillo tramontina, en una suerte de verificación de utilidades.
Perfore la lata con el destornillador, solo en un lugar, para que llegado el caso pudiera alegar que lo había hecho en “defensa propia”. Un hilo importante de aceite, encontró al instante del estallido metálico, su destino final en mi bóxer. A destajo, fui metiendo un tramontina (otro), de modo de palanquear y abrir de la forma mas estéril posible, lo mas que pudiera del borde de esa jaula circular de peces muertos.
Antes de que le llegara el turno a las arvejas, mi exquisito olfato me alerto de que algo andaba mal, a escasos quince centímetros míos, el sartén, estaba casi en llamas.
Bote la lata dentro de la pileta, y me dedique a ver cual era el modo mas seguro, de retirar ese utensilio de cocción antes de que se derrita sin causa. La limpieza, me demando unos quince minutos, que yo, en mi carácter de autodidacta, los agregue al recetario, debajo de la frase que reza “este es un plato sencillo”, agregando, “sencillo, si ud tiene abrelatas y no olvida nada en el fuego”.
A esta altura, mi cigarro ya había dejado su impronta sobre la mesa, inquieto de permanecer en sus cauces, sobre el cenicero en que le había dejado.
Antes de volver a poner el sartén en el fuego, me procuré tener la segunda pieza de resistencia completamente abierta, recién ahí, volví cuidadosamente a impregnar de una suave capa de aceite y poner nuevamente a fuego lento.
Saqué de la heladera, una caja de cartón, que antes de abrir supuse que contenía huevos de gallinas, pero que a la vista, era impensado que una gallina pudiera poner huevos tan pequeños. Busqué, con la meticulosidad propia de un agente secreto, la palabra codorniz en el envase, pero finalmente, debí aceptar, que el chino titular del almacén de mi barrio, no tiene por que conocer las generosidades de nuestros productos avícolas.
Vertí el contenido de arvejas en el sartén, separé tres productos para cascarlos dentro, y fui haciendo la operación con cuidado de que nada volviera nuevamente a privarme de mi cometido. El tercer huevo, estaba podrido.
Junté fuerzas de flaquezas, y recomencé toda la operación de nuevo, al fin y al cabo, el atún aún estaba intacto.
Mientras ardían, ahora si, huevos y arvejas, destiné unos segundos en agregar al libro de cocina, detrás de mi ultima acotación “….y si ningún huevo está podrido”.
Por fin, el plato lucía verdaderamente como un manjar, crocante y vistoso, hasta que eché la lata de atún, última operación gastronómica que quedaba por hacer, omitiendo quitarle el aceite, tarea que me había quedado relegada después de los casi infartantes sucesos que he relatado.
Finalmente, aunque aceitoso, devoré el plato harto placenteramente, a eso de las cuatro y cuarenta de la madrugada y con un sopor, que me desvanecía.

Antes de llegar a mi habitación, volví al baño, encendí la luz, miré el mutilado envase dentífrico, apague la luz, me acosté sin cepillarme la dentadura y concilie rápidamente el sueño.

by Troyano

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


ELLA  

10/31/2008


Ahí está. Casi perfecta.

Ajena a todo, la piel sin el cansancio de mis años

y una cobertura de cremas aromadas robadas del placard

*

Ahí está. Pequeña de tamaño, grande en mi corazón,

perdida en las imágenes brillantes

de una película que ve por enésima vez

*

Caprichosa, irreverente, única

Detentando poderes que no entiende,

dando vuelta todo como un torbellino
*

Ahí está. Con la hoja casi en limpio,

con el destino a su disposición

Y no me canso de leer gestos y  miradas.

*

Es tan parecida a mí sin serlo,
que no puedo dejar de imaginarla
como un salto en el tiempo
*

Ahí está. A punto de elegir,

de creer, de llorar, de sufrir, de emerger

Y el orgullo revienta en un suspiro
*

Ahí está ella.

Y yo acá, mirándola,

completamente desarmada.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


REMODELANDO  

10/30/2008

-Regalada!

-Eu?

-Cómo eu? Qué está haciendo?

-Estoy cambiando algunas cositas Cacho, no se me ofusque

-Regalada, nos va a borrar con la misma premura que nos creo...

-Espere que googlee premura, pero no, no es para tanto

-Al menos intente no hacer ruido... Ahora que miro, se ve más amplio esto...

-Se lo dije, me va a quedar esssssspectacular

-Bueno, le doy una mano. Donde pongo los recuerdos?

-Cerca. Siempre hay que tenerlos en un rinconcito cerca

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


PAUSA DE MARIO BENEDETTI  

10/25/2008



PAUSA

De vez en cuando hay que hacer 
.
una pausa

contemplarse a sí mismo

sin la fruición cotidiana

examinar el pasado

rubro por rubro

etapa por etapa

baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras

sino cantarse las verdades.


Y hoy es el día.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


LA MAMÁ FELIZ  

10/18/2008




Cuando me acerqué al portón, me llamó la atención los collages de colores brillantes tapándolo casi por completo.

Primero, segundo, tercer grado... Desparramaban flores, corazones brillantes y otras formas, regalando amor a sus madres.

Dirigí la vista al de segundo grado, allí tendría que encontrar el saludo de mi hijo, pensé.

Una mamá calculadora se acercó y aseguró:

-no están todos los chicos acá

Mientras que yo releía una tras otra esas escrituras rudimentarias, pero que incluían todas esa primera palabra: mamá

-Encontré a mi hija. dijo una mamá Indiana Jones

-Acá está mi hijo, dijo otra mamá señaladora

Y yo que seguía releyendo las flores, buscando la del cachorro, pensando además, que un día faltó al colegio y qué puta suerte, seguro ese día a la maestra se le ocurrió hacer el panel...

-jajaja mirá la letra de mi nene se burlaba la mamá detallista

Y me aseguraba a mí misma, mientras releía por tercera vez todos los mensajes de amor de hijos ajenos a madres que no eran yo, no importa, es una estúpida flor en cartulina con unas cuantas palabras...

-podés creer que pintó con rojo la cartulina roja? dijo la mamá disconforme

Entonces la ví, un poco escondida detrás de otra amarilla, no la había tenido en cuenta porque la había firmado solo Juan...


Ahí estaba naranja, perfecta y con un centro borroneado que decía: mamá te quiero mucho. Juan. Un corazoncito dibujado acompañando la sentencia.

La sonrisa transformó mi cara, la ensanchó, la llenó de brillo, y alegría.

Ni siquiera tuvo que desearme un feliz día en su mensaje, pensé, porque ya lo era.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


LO QUE QUEDÓ ATRÁS  

10/13/2008


Cada tanto algún muerto que quise me visita en la cabeza. Me invade su recuerdo de golpe, cuando estoy desprevenida y la mirada perdida en ningún punto determinado.

Yo sonrío, agradezco esa visita. Es la ocasión en que repaso su imagen, sus gestos, algún detalle, lo que compartimos... su memoria.

Hoy me tomó por asalto mi abuelo, ese hombre que me despertaba tanta fascinación cuando era pequeña. Solo que esta vez, cuando ocurrió, noté que perdí el registro de su voz.

Ya no sé como se oía. Si era gruesa, o si su hablar era pausado, qué palabras usaba y como las elegía...

Fruncí el entreceño y cerré los ojos, como forzando la llegada a esa época tan lejana, a ese instante en el que lo miraba tirando la cabeza hacia atrás para poder abarcarlo por completo y lo escuchaba absorta, como a sabio predicando verdades.

Nada. No puedo saber ya qué decía. Y por más que ensayo ponerle a su boca el sonido de otras voces conocidas, sé que no es real.

No reconozco su voz. Y esta sentencia, tan banal como cierta, me instaló un dejo de tristeza que me acompañó todo el día.

No está. Y por más que lo piense, solo queda aceptar que  en ese pasado luminoso, idealizado, perfecto, quedaron estáticos en un instante de alguna mañana de verano, perdidos para siempre en el mar de las historias, mi abuelo. Y junto a él, la niña que lo miraba con la cabeza hacia atrás.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


POEMA 12 DE OLIVERIO GIRONDO  

10/12/2008


POEMA 12

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


CHARLY GARCÍA Y JOAQUÍN SABINA  

10/05/2008


Algo muy loco, muy extraño y divertido (qué otra cosa puede salir cuando se junta gente como ellos?) Gracias a e-brain que fue quien lo consiguió, yo solo se lo robé.

Charly & Sabina - Improvisaciones en el café Berlín de Madrid

Influencia 
No voy en tren 
Los dinosaurios 
Pasajera en Trance 
Desarma y sangra 
Mano a mano 
Es mentira 
Machuca la hiena (a Pinochet) 
Payada 
Malena 
Uno 
Just like a woman 
Blues de mi princesita 
De mi 
Canción para mi muerte 
Improvisación 
Quien me ha robado el mes de Abril 
Poupourri 

http://rapidshare.com/files/10543762/Charly___Sabina__Caf__Berl_n_de_Madrid.rar

LEECHER ORIGINAL:  e-brain

FUENTE: www.tangolive.com.ar

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


EL DUELO O LA REFUTACIÓN DEL HORÓSCOPO DE ALEJANDRO DOLINA  

9/29/2008



El duelo o la refutación del horóscopo

Los dos hombres nacen el mismo día, a la misma hora. Sus vidas no se cruzan 
hasta que son enamorados por la misma mujer. Entonces se encuentran y pelean por 
ella. Uno de ellos obtiene la victoria y el amor. Al otro le corresponde el 
dolor, la humillación y quizá la muerte. Los astrólogos han previsto ese día el 
mismo horóscopo para los dos. Tal vez son erróneos los vaticinios. 
O tal vez se equivoca uno al pensar que el amor y la muerte son destinos distintos.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


CUADRO DE JW  

9/25/2008


Y de repente me vi dentro de la pintura…

Era al oleo…

Brillaba opacamente, se metió en mi.

Una manzana…

Un racimo de uvas…

Un tazón…

Una mesa…

Era perfecta…

Y mire mas alla, siempre ocurre lo mismo.

Las frutas estaban intactas, la luz era la ideal.

La mesa reluciente…

Y debajo de ella, se escondia la realidad.

Vi al pobre tipo con el arma en la mano…

Vi otro sueño aniquilado por la rutina…

Vi a otra alma afligida dibujando…

Garabateaba en el aire, la mejor de las naturalezas muertas.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


CHE PAPUSA OÍ!  

9/24/2008


 Tango
 1927
 Música: Gerardo Matos Rodríguez
 Letra: Enrique Cadícamo

Muñeca, muñequita que hablás con zeta
y que con gracia posta batís mishé;
que con tus aspavientos de pandereta
sos la milonguerita de más chiqué;
trajeada de bacana, bailás con corte
y por raro snobismo tomás prissé,
y que en auto camba, de sur a norte,
paseás como una dama de gran cachet.

Che papusa, oí
los acordes melodiosos que modula el bandoneón;
Che papusa, oí
los latidos angustiosos de tu pobre corazón;
Che papusa, oí
cómo surgen de este tango los pasajes de tu ayer...
Si entre el lujo del ambiente
hoy te arrastra la corriente,
mañana te quiero ver...

Milonguerita linda, papusa y breva,
con ojos picarescos de pippermint,
de parla afranchutada, pinta maleva
y boca pecadora color carmín,
engrupen tus alhajas en la milonga
con regio faroleo brillanteril
y al bailar esos tangos de meta y ponga
volvés otario al vivo y al reo gil.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


ESSE EST PERCIPI  

9/18/2008



En el frente del salón, el profesor desenreda una serie de teorías filosóficas matizándolas con algún chiste, dando ejemplos para "bajarlas" a la realidad y que no se pierdan en un puñado de palabras abstractas, que al juzgar por la mirada de los asistentes, además se volvían ininteligibles.

-Se entiende? dice convencido de su eficacia

Algunas cabezas asienten tímidamente, la mayoría mira hacia otro lado.

Imagino en este momento el ruido de un par de grillos o una bola de cardos atravesando el desierto...

No le voy a explicar que entiendo a medias, que en realidad tendría que terminar de leer el apunte, que es la hora de la siesta e indefectiblemente se me cierran los ojos... Soy una más de las que afirma haber comprendido...

Satisfecho por su labor pedagógica el profesor continúa.  Escucho Berkeley y leo en el pizarrón "esse est percipi", ser es ser percibido.

A quién se le ocurre creer que algo existe sólo porque el otro lo percibe?.

Se termina la clase, lo sé. Todos sistemáticamente comienzan a mirar celulares, cerrar cuadernos... El profesor se da por aludido, ordena lecturas para la próxima semana y da la sentencia habitual: -no esperen a los exámenes, cualquier duda, preguntan.

Ja, pensé mientras abandonaba el salón mezclándome con el gentío, miles! de dudas tengo y poco tiempo para leer, y la cabeza perdida en demasiadas cuestiones más urgentes que lo que a un trasnochado desvariando se le ocurriera postular...

*

-Entonces el príncipe baila con la princesa, en un baile donde todos están vestidos con trajes de príncipes y princesas. Dice Lucas al tiempo que come o simula hacerlo.

-Sí? que lindo. Digo mientras le lleno el vaso de jugo

-Sí, pero el príncipe no baila con la más hermosa

-No? Y quién es la más hermosa? pregunté curiosa (después de todo, la historia siempre termina con el príncipe bailando con la princesa. Todos felices y comieron perdices, o no?)

-La más hermosa sos vos.

*

Esse est percipi. Ahora comprendí.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


SHE DE ELVIS COSTELLO  

9/13/2008

Que ganas de ser ella...

She may be the face I can’t forget,
A trace of pleasure or regret,
May be my treasure or the price I have to pay.
She may be the song that Summer sings,
May be the chill that Autumn brings,
May be a hundred different things
Within the measure of a day.

She may be the beauty or the beast,
May be the famine or the feast,
May turn each day into a heaven or a hell.
She may be the mirror of my dreams,
A smile reflected in a stream.
She may not be what she may seem
Inside her shell.

She who always seems so happy in a crowd,
Whose eyes can be so private and so proud.
No one’s allowed to see them when they cry.
She may be the love that cannot hope to last,
May come to me from shadows of the past
That I’ll remember till the day I die.

She may be the reason I survive,
The why and wherefore I’m alive,
The one I’ll care for through the rough and ready years.
Me, I’ll take her laughter and her tears
And make them all my souvenirs
For where she goes I’ve got to be.
The meaning of my life is she.
She, she, she.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


MIL EN UNO  

9/11/2008


A veces creo, parecerme a ese mar oscuro, profundo y lleno de secretos, o al cielo plomizo que lo acaricia como sádico amante, amenazando lluvia.

Aunque últimamente se me ha dado por ser palabra. No una gran palabra, pomposa y estridente, sino una más bien precisa, certera y llena de significado.

Sé también, que puedo ser brisa, como la que sentí esta mañana al traspasar la puerta de calle, justo cuando los primeros rayos de sol pegaron en mi cara sin previo aviso.

Puedo ser luz, cuando entrego calidez al que se acerca, pero humedad, cuando levanto las más infranqueables barreras

Me siento lágrima, cuando las emociones invaden tomando posesión de mi carne. Y casi siempre soy gato: callejero, solitario, observador.

Aunque algunas noches, como ésta, debo parecerme más a un perro: desorientado, abrumado y viejo, dando vueltas en círculos, buscando un lugar donde descansar los huesos

Puedo inventar un mundo de la nada o que todo el mundo quepa en la flor que sostiene mi mano. Crecer o ser muy pequeño, soñar o ser muy realista.

Puedo sentirme de mil maneras distintas, y aún así seguir siendo yo... Pero sin tu mirada atravesándome el alma, no existen defensas ni formas posibles.

Y solo logro convertirme en este pálido reflejo de mí mismo, que termina por desaparecer, en cuanto cae la noche.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


ÚLTIMO DESEO  

9/07/2008



Cada hora que pasa

los silencios entre nosotros trepan

como una fructífera enredadera

Lo sé, con la certeza de que a esta noche cruda

le sigue una mañana somnolienta

Y no es que lo acepte, no hablo de resignación,

más bien hago berrinches para provocar

a tu cansancio de rutinas y realidades

que terminaron incluyéndome

Ojalá existiera un final alterno

a estos puntos suspensivos (lo elegiría)

Para que volar continúe siendo nuestro patrimonio

Y las letras, nuestro antojo y placer

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


PARA ACABAR CON EL PSICOANÁLISIS DE WOODY ALLEN  

9/06/2008

Para acabar con el psicoanálisis
Conversaciones con Helmholtz


A continuación presentamos fragmentos de conversaciones ex¬traídas de un libro de próxima publicación: Conversaciones con Helmholtz.
El doctor Helmholtz, que ahora tiene casi noventa años de edad, fue contemporáneo de Freud, un pionero del psicoanálisis y el fundador de la escuela de psicología que lleva su nombre. Quizá su mayor fama se deba a sus investigaciones sobre el comporta¬miento humano en las que probó que la muerte es una característica congénita.
Helmholtz vive en una residencia de campo en Lausanne, Suiza, con su criado, Hrolf, y su perro danés, Rholf. Pasa la mayor parte del tiempo escribiendo; en este momento, está revisando su auto¬biografía con el propósito de incluirse en la misma. Estas «con¬versaciones» fueron mantenidas durante un período de varios meses entre Helmholtz y su estudiante y discípulo, Fears Hoffnung, a quien Helmholtz detesta en grado sumo, pero a quien tolera porque siempre le lleva turrones. Estas conversaciones abarcan varios temas que van desde la psicopatología a la religión, de la que Helmholtz no parece haber podido aún obtener una tarjeta de crédito. «El Maestro», como lo flama Hoffnung, emerge de estas páginas como un ser humano acogedor y perceptivo que sostiene que prescindiría muy a gusto de todos los logros de su vida si sólo pudiera sacarse de encima la erupción cutánea que padece.

* * *

1° de abril: Llegué a la casa de Helmholtz a las once en punto, y la criada me comunicó que el doctor estaba en su dormitorio horadando. En el estado febril en que me encontraba, creí que la criada había dicho que el doctor estaba en su habitación orando. Pero pronto todo se confirmó, y Helmholtz estaba horadando frutos secos. Tenía grandes puñados de frutos secos en cada mano y los apilaba al azar. Cuando le pregunté qué estaba haciendo, me dijo:
—¡Ajj... si todo el mundo horadara frutos secos!
La respuesta me sorprendió, pero pensé que era mejor no insistir. Cuando se acomodó en su sillón de cuero, le pregunté sobre el período heroico del psicoanálisis.
—Cuando conocí a Freud por primera vez, yo ya estaba dedicado al estudio de mis propias teorías. Freud estaba en una panadería. Quiero decir que intentaba comprar schnekens, pero no podía. Freud, como usted sabe, no podía pronunciar la palabra schneken porque le producía una tremenda vergüenza. «Quisiera unos pas¬teles, de esos», decía señalándolos. El panadero respondía: «¿Quiere decir estos schnekens, Herr Professor?». Cuando eso sucedía, Freud se ponía colorado y se alejaba murmurando: «Hem, no... nada, no tiene importancia». Compré los pasteles sin el menor esfuerzo y se los llevé como regalo a Freud. Nos hicimos buenos amigos. Desde entonces, he pensado que cierta gente se avergüenza de decir ciertas palabras. ¿Hay alguna palabra que le avergüence a usted?
Le expliqué al doctor Helmholtz que no podía decir «langos-tomate» (un tomate relleno de langosta) en un restaurante donde este plato era la especialidad. Helmholtz encontró que esa palabra era lo suficientemente imbécil como para romperle la cara al hombre que la había inventado.
La conversación volvió a Freud, quien parece dominar todos los pensamientos de Helmholtz, aunque los dos hombres se detestaran mutuamente después de una grave discusión sobre el perejil.
—Recuerdo un caso de Freud. Edma S., parálisis histérica de la nariz. Incapaz de imitar a un conejo cuando sus amigos se lo pedían, esto le causaba una gran ansiedad cuando estaba con sus amigos que, a menudo, tenían un comportamiento cruel: «Vamos, Liebchen, enséñanos lo bien que imitas a un conejo». Acto seguido movían las aletas de su nariz con toda libertad y se divertían a costa de ella.
»Freud la llevó a su consultorio para una serie de sesiones de análisis, pero algo funcionó mal, porque, en vez de atraer su atención sobre él, Freud, atrajo su atención sobre el perchero, un inmenso mueble de madera al otro lado de la habitación. Freud se sintió presa del pánico, porque en aquel tiempo al psicoanálisis se le miraba aún con cierto escepticismo; el día en que la muchacha se fue de crucero en compañía del perchero, Freud juró que jamás volvería a practicar su profesión. La verdad es que, durante un tiempo, consideró seriamente la idea de hacerse acróbata de circo hasta que Ferenczi le convenció de que jamás aprendería a hacer el triple salto mortal con soltura.
Me di cuenta de que a Helmholtz le había entrado sueño porque se había deslizado de la silla y estaba en el suelo debajo de la mesa, completamente dormido. Sin querer aprovecharme de su genero¬sidad, me fui de puntillas.
5 de abril: al llegar, encontré a Helmholtz practicando con su violín. (Es un maravilloso violinista aficionado, aunque no puede leer un pentagrama y sólo puede tocar una nota.) Una vez más, Helmholtz evocó algunos problemas de los comienzos del psico¬análisis.
—Todo el mundo quería quedar bien con Freud. Rank sentía celos de Jones. Jones envidiaba a Brill. Brill se sentía tan molesto por la presencia de Adler que le escondió el sombrero color ratón. En cierta ocasión, Freud tenía unos caramelos de miel en el bolsillo y ofreció algunos a Jung. Rank se enfureció. Se me quejó de que Freud favorecía a Jung. Especialmente en la distribución de los caramelos. Yo lo ignoré, porque no sentía especial simpatía por Rank ya que hacía poco tiempo se había referido a mi monografía, De la euforia en los gasterópodos, como «el cénit del razonamiento mongoloide».
»Años más tarde, Rank mencionó el incidente mientras paseá¬bamos en coche por los Alpes. Le recordé la idiotez de su com¬portamiento en aquel tiempo y él admitió que había actuado bajo el efecto de una gran depresión debido a que su nombre, Otto, se escribía del mismo modo para adelante que para atrás.
Helmholtz me invitó a cenar. Nos sentamos a la gran mesa de roble que, según él, había sido un regalo de Greta Garbo, aunque ella niega haber conocido ni a la mesa ni a Helmholtz. Una típica cena de Helmholtz consistía en una pasa de uva grande, generosas porciones de grasa de cerdo y una lata individual de salmón. Después de la cena, sirvieron hierbabuena, y Helmholtz sacó su colección de mariposas lacadas que le provocaron cierto nerviosismo cuando se negaron a volar.
Más tarde, en la sala, Helmholtz y yo nos relajamos fumando puros. (Helmholtz olvidó encender su puro, pero aspiraba con tanta fuerza que el puro disminuyó igual.) Conversamos sobre algunos de los casos más celebrados del Maestro.
—Tuve a un tal Joachim B. Un hombre de unos cuarenta años que no podía entrar en una habitación donde hubiera un violoncello. Lo más grave era que, una vez en el interior de una habitación con el violoncello, no podía retirarse a menos que se lo pidiera un Rothschild. Además, Joachim B. tartamudeaba. Pero no cuando hablaba. Sólo cuando escribía. Si por ejemplo escribía la palabra «por», en la carta aparecía «p-p-p-p-por». Se le hacían muchas bromas con respecto a este defecto, y una vez intentó suicidar¬se por asfixia con una crepé. Lo curé con hipnosis y le fue posible llevar una vida normal, saludable, aunque, años más tarde, le entraron ciertas fantasías: por ejemplo, la de encontrarse con un caballo que le aconsejaba estudiar arquitectura.
Helmholtz habló del famoso violador V., quien, en cierta época, aterrorizó a todo Londres:
—Un caso muy extraño de perversión. Tenía regularmente una visión sexual en la que era humillado por un grupo de antropólogos que le obligaban a caminar con las piernas arqueadas, lo que, según confesión, le producía un intenso placer sexual. Recordaba que, cuando niño, había sorprendido al ama de llaves de sus padres, una mujer de dudosa moral, besando un ramo de berros, lo cual le pareció erótico. Cuando era adolescente, fue castigado por haberle barnizado la cabeza a su hermano, aunque su padre, pintor de oficio, se enfadó aún más por el hecho de que no le hubiera pasado una segunda mano.
»V. atacó a su primera mujer cuando tenía dieciocho años y, a continuación, violó a media docena a la semana durante años. Lo más que pude hacer por él fue sustituir sus tendencias agresivas por un hábito; a partir de entonces, cuando encontraba por casua¬lidad a una mujer desprevenida, en vez de atacarla, sacaba de su chaqueta un inmenso pez y se lo mostraba. Si bien esta visión causaba en algunas cierta consternación, las mujeres no eran objeto de ninguna violencia y algunas confesaron que sus vidas habían sido inmensamente enriquecidas por la experiencia.
12 de abril: hoy, Helmholtz no se encontraba muy bien. El día anterior se había perdido en un prado y había resbalado sobre unas peras maduras. Debía guardar cama, pero se incorporó cuando entré y hasta se rió cuando le conté que tenía un grano mal colocado.
Discutimos sobre su teoría de la psicología invertida, algo que se le ocurrió poco tiempo después del fallecimiento de Freud. (El fallecimiento de Freud, según Ernest Jones, fue el incidente que causó la ruptura definitiva entre Helmholtz y Freud; prueba de ello es que en muy contadas ocasiones volvieron a dirigirse la pa¬labra.)
En esa época, Helmholtz había llevado a cabo un experimento que consistía en agitar una campanilla y, en el acto, un equipo de ratones blancos escoltaba a la señora Helmholtz hasta la puerta y la acompañaba hasta la acera. Realizó varios experimentos sobre el comportamiento, y sólo los abandonó cuando un perro, entrenado para salivar en cuanto recibía una señal, se negó a dejarlo entrar en su casa. A Helmholtz se le debe también la ya clásica mono¬grafía sobre la Risa histérica del caribú.
—Así es, fundé la Escuela de Psicología Invertida. De forma bastante casual, en realidad. Mi mujer y yo estábamos cómodamente en la cama cuando, de improviso, sentí deseos de beber agua. Demasiado perezoso para levantarme, pedí a la señora Helmholtz que me la trajera. Se negó aduciendo que estaba exhausta por haber recogido garbanzos. Discutimos acerca de quién tenía que ir a buscar el agua. Finalmente, dije: «En realidad, no quiero un vaso de agua. En realidad, un vaso de agua es lo último que quiero en este mundo». De inmediato, mi mujer se levantó de un salto y dijo: «Ah, ¿conque no quieres agua? ¡Qué lástima!». Rápidamente aban¬donó el dormitorio y me trajo un vaso lleno. Traté de comentar el incidente con Freud en el picnic anual de analistas en Berlín, pero él y Jung formaban equipo en la carrera de sacos y estaba demasiado absorto por las festividades para poder escucharme.
»Pocos años más tarde, encontré la manera de utilizar este principio en el tratamiento de la depresión y pude curar al gran cantante de ópera J. de su morboso terror a terminar sus días metido en una cesta.
18 de abril: llegué y encontré a Helmholtz podando unos arbustos. Habló mucho de la belleza de las flores, a las que ama porque «no se pasan la vida pidiendo dinero prestado».
Hablamos sobre el psicoanálisis contemporáneo, al que Helmholtz considera un mito mantenido con vida por la industria del sofá.
—¡Estos analistas modernos! ¡Cobran fortunas! En mis tiempos, por cinco marcos, el mismo Freud te trataba. Por diez marcos, te trataba y te planchaba incluso los pantalones. Por quince marcos, Freud permitía que tú lo trataras a él y eso incluía una invitación a comer. ¡Treinta dólares la hora! ¡Cincuenta dólares la hora! ¡El Kaiser no ganaba más que doce veinticinco, y porque era el Kaiser! ¡Y tenía que ir a trabajar a pie! ¡Y con lo que dura un tratamiento! ¡Dos años! ¡Cinco años! Si uno de nosotros no podía curar a un paciente en seis meses, le devolvíamos el dinero, lo llevábamos a ver una revista musical y le regalábamos un plato de caoba para frutas o un juego de cuchillos de acero inoxidable. Recuerdo que siempre se podía saber con qué pacientes había fracasado Jung porque les regalaba grandes osos de peluche.
Caminamos por el sendero del jardín, y Helmholtz se puso a hablar sobre otros temas de interés. Era un verdadero torrente de visiones y me las arreglé para anotar algunas.
Sobre la condición humana: «Si el hombre fuera inmortal, ¿te das cuenta lo que sería su cuenta en la carnicería?».
Sobre la religión: «No creo en la vida ultraterrena, aunque por las dudas me llevaré una muda de ropa interior».
Sobre la literatura: «Toda la literatura es una nota a pie de página del Fausto. No tengo ni idea de lo que quiero decir con esto».
Estoy convencido de que Helmholtz es un gran hombre.
 

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


DESPERTAR FALLIDO  

8/31/2008





Me despertó el sonido de pájaros multiplicándose en el aire. Entreabrí los ojos, tratando de acostumbrarme a la luz atravesando el hueco que dejaban las cortinas azules.

Fue raro no escuchar más que eso, la calle estaba llena de silencio. Caí en cuenta, que era domingo.

Imaginé que algo misterioso e inexplicable simplemente desapareció a la humanidad.  Calles vacías, casas solitarias, autos inmóviles llorando olvido...

Bostecé. Otro día. Pero hoy los apuros no apremian. Me giré y cubrí con la sábana tibia.

En qué momento sentir se volvió difícil?

Cuando amar resultó algo tan complicado?

Epa, conciencia! Insolente que no respeta la oscuridad textil, ni que sea día de descanso

Sigue recordando mis pendientes (y lo imperfecta que soy)

Sigue marcando rigurosa, los desaciertos que me empeño en mantener.

"El discurso es un camino y ahí tenés un bache" dijo el sabio estropeado... Maldito el bache, maldito el discurso.

Las cosas debieran ser más sencillas. Después de todo, necesito y busco, lo que todo el mundo.

A veces lo correcto no es suficiente, y equivocarse tampoco sirve.

Agarré la almohada y la arrastré hasta cubrir la cara y los pensamientos matutinos que me estaban atormentando.

Mejor, duermo otro rato.

Quizás, cuando despierte por segunda vez, la gente haya retornado a las calles, las casas descubran las voces, los autos no lloren olvido...

Y yo pueda convertir estos errores en algunas certezas.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


FINAL DEL DÍA  

8/19/2008

Love was such an easy game to play
Now I need a place to hide away...

Desde la pc Marvin Gaye ensayaba una versión de yesterday, mientras tres archivos de un tributo a Queen, bajaban a una velocidad artesanal y me impedían hacer mucho más...

Acaricié el habano de chocolate que descansaba al lado del teclado. La textura rugosa me provocó el antojo de prenderlo.

-Son malos, los compré en la estación. Me advirtió mi hermano unas horas antes.

-No importa, me quedo con uno. Contesté haciendo valer el resto de autoridad de hermana mayor.

Lo encendí y sentí su gusto inundando mi boca.

Definitivamente, es malo pensé, mientras lanzaba la primera bocanada al aire intentando hacer círculos.

Me estiré sobre la silla y recordé a algunas personas y momentos que me parecieron, por lo lejanos, únicos.

El humo nublaba el monitor, pero no la memoria de los detalles.

Sonreí.

Un sonido me interrumpió un instante: algo terminó de bajar.

Tomé otro sorbo de mi café xxl, con el presentimiento de que esta noche el sueño hará algunas paradas antes de llegar a mí.

Los apuros, el correr, las obligaciones, las horas que no alcanzan, me esperan atrincherados al despertar, mañana.

Si prolongo esta madrugada, quizás tarden más en atraparme, me digo sin creerlo.

No importa.

Esta es una buena manera de terminar el día...

oh I believe in yesterday...


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips