Eduardo Galeano. El libro de los abrazos.  

8/23/2010


El diagnóstico y la terapéutica


El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas.
A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas
ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados
noche tras noche por los abrazos, y padecemos fiebres
devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de
decir estupideces.
El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito
de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la
sopa o en el trago. Se puede provocar, pero no se puede
impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el
polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada.
El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas.
No hay decreto del gobierno que pueda con él, ni
pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen,
en los mercados, infalibles brebajes con garantía y
todo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Momentos únicos  

8/14/2010

Existen instantes, minúsculos, perfectos y únicos, capaces de atravesar la retina y habitar lugares más profundos dentro del ser.

Una sonrisa cómplice, el cielo una tarde, una mirada furtiva en la calle, el viento moviendo su cabello, la lluvia mojando el pavimento, un beso en el aire...

Algunos pueden ser capturados por la cámara, como éstos:








































AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips