Ismael Serrano: Un destello de felicidad  

10/31/2009

Es urgente, es necesario
para saber que por nuestras venas corre vida
para darle sentido a la existencia
encontrar ese trozo de verdad,
y en ella, un destello de felicidad









El mundo es una pesadilla
y yo he sido tan feliz.
El mundo se derrumba y gira
pido disculpas por vivir.

Ya lo sé, no soy un héroe,
no soy el más valiente de los que te amaron,
no soy tu estrella
ni el tipo que disfruta tus pecados.

No pido excusas ni perdón
salvar tu vida o redención,
solo busco un trozo de verdad.
Un destello de felicidad.

Bebí del ron de la nostalgia,
dulce verano de diciembre.
Suena tu risa en el contestador,
dulce delirio adolescente.

Ya lo sé, no traigo nada,
no traigo solución, no traigo paz.
Sueño con olas que empujen
nuestras vidas hasta el mar.

En un banco del parque hallé
la llave que cierra el Edén
donde el tiempo riega tu rosal.
Un destello de felicidad.

Ya lo sé, no traigo nada,
sólo una luz que me quema en el pecho
¿Nunca has pensado en huir al sur
para empezar de nuevo?

Perdido en San Telmo soñé
que te encontraba igual que ayer
ilmuninando mi ventanal.
Un destello de felicidad.

El mundo es una pesadilla
y yo he sido tan feliz.
El mundo se derrumba y gira
pido disculpas por vivir.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


10 minutes de Ahmed Imamovic  

10/30/2009

Dame 10 minutos y estoy con vos...

Esos 10 minutos pueden ser de los más intrascendentes

o 10 minutos que cambiarán tu vida para siempre...

Quién lo sabe?

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Incertidumbre  

10/27/2009


Cuántas despedidas son necesarias antes del adiós?

Dónde se dibuja el límite,

el abismo a saltar para el que tomé distancia?

Cómo encuentro el final de Sabina,

al que no le siguen dos puntos suspensivos?

Cuando finaliza esta agonía, de ruleta rusa sin balas,

de silencios y de palabras que hieren, que sangran,

que rasgan el velo del alma?

Hasta cuando se paseará soberano el recuerdo,

pintando con un pincel seco de magia gastada,

las intenciones más libertarias germinadas en mí?

Y donde acomodo, la paciencia agotada,  

los ojos cansados de llorar

y esta profunda necesidad de morir,

para volver a empezar?

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Mario Benedetti: Tiempo sin tiempo  

10/26/2009


Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta

tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco
y nacer enseguida
y para darme cuenta
y para darme cuerda
preciso tiempo el necesario para
chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Un momento: Zorba en la peatonal  

10/25/2009

Las voces de distintos colores nadando el aire de la ciudad por un momento se aquietan

El calor del sol de mediodía, ese que derrite la brea de la calle volviéndola viscosa, chirle, el mismo que logra que las paredes grises transpiren y los pájaros abran los picos en un gesto de asfixia, no puede evitar que la gente se detenga...

Y mire

Y escuche

Y mueva los pies:

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Soy tu aire, soy tu agua  

10/19/2009

Imaginate dibujar una canción,

Poder llenarla de suspiros y besos, que la recorra el vuelo de mariposas y libélulas

Poder zambullirte en ella como si fuera mar o volarla como si tuvieras la libertad de un pájaro...

Intentá:

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Tiramisú de limón Joaquín Sabina  

10/16/2009

Image and video hosting by TinyPic

Título: Tiramisú de limón
Año: 2009
Letra: Joaquín Sabina y Benjamín Prado
Música: Leiva (Pereza)

Disco: Vinagre y Rosas (2009)

Hice un solo desafinado

con las cenizas del amor
las verbenas del pasado
cangrenan el corazón.

Acórtate la falda nueva
despiértate al oscurecer
túmbate al sol cuando llueva
no desordenes mi taller

Tiramisú de limón
helado de aguardiente
muñequita de salón
tanguita de serpiente.

De madrugada y por la puerta de servicios
me pasabas el hachís
al borde del precipicio
jugábamos a Thelma y Louise

Pero esta noche estrena libertad un preso
desde que no eres mi juez.
Tu vudú ya pincha en hueso,
tu saque se enredó en red.

Tiramisu de limón
helado de aguardiente
puritana de salón
tanguita de serpiente.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
no mires atrás
que ya no estoy.

Pero dónde crees que vas
qué te parece que soy
si miras atrás
mañana es hoy.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
puede que quizás
luego sea hoy.

Nena dónde crees que vas
que te parece que soy
no mires atrás
que ya me voy.

Que sepas que el final no empieza hoy.


Bajatelo de acá:

http://rapidshare.com/files/293560106/01_Tiramisu_de_limon-_Joaquin_Sabina_con_Pereza.mp3

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Un momento: Hay un niño en la calle. Graffitti  

10/15/2009

A esta hora exactamente,

Hay un niño en la calle...
¡Hay un niño en la calle!

Es honra de los hombres proteger lo que crece,
Cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
Evitar que naufrague su corazón de barco,
Su increíble aventura de pan y chocolate
Poniéndole una estrella en el sitio del hambre.
De otro modo es inútil, de otro modo es absurdo
Ensayar en la tierra la alegría y el canto,
Porque de nada vale si hay un niño en la calle.

No debe andar el mundo con el amor descalzo
Enarbolando un diario como un ala en la mano
Trepándose a los trenes, canjeándonos la risa,
Golpeándonos el pecho con un ala cansada.
No debe andar la vida, recién nacida, a precio,
La niñez arriesgada a una estrecha ganancia
Porque entonces las manos son inútiles fardos
Y el corazón, apenas, una mala palabra.

Pobre del que ha olvidado que hay un niño en la calle,
Que hay millones de niños que viven en la calle
Y multitud de niños que crecen en la calle.
Yo los veo apretando su corazón pequeño,
Mirándonos a todas con fábula en los ojos.
Un relámpago trunco les cruza la mirada,
Porque nadie protege esa vida que crece

Y el amor se ha perdido, como un niño en la calle.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Un momento: En el colectivo  

10/14/2009

"Y la gente camina, inmersa en sus pequeñísimas historias, sin notar el gris que los cerca, ni que el cielo se ha puesto a  llorar..."

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Martes 13: I will survive?  

10/13/2009

Es uno de esos días en que todo el cuesta el triple. Quizás la superstición que no tengo me esté afectando.

Y hay resaca sin alcohol. Y la velocidad con la que vaya no es suficiente para dejar atrás lo que jode.Porque el trayecto es demasiado corto como para olvidar.

En los auriculares comenzó a sonar un himno casi, de gente rompiendo con ataduras. Presté atención a la letra, tratando de apropiarme del sentimiento que la origina, cambiando la sensación de imbecilidad por la de invencibilidad.

Lo lograré hoy?

At first, I was afraid, I was petrified.
Kept thinkin' I could never live
Without you by my side,
But then I spent so many nights
Thinkin' how you did me wrong.
And I grew strong
And I learned how to get along.

And so you're back from outer space.
I just walked in to find you here
With that sad look upon your face.
I should've changed that stupid lock,
I should've made you leave your key,
If I had known, for just one second,
You’d be back to bother me.

Well, now go! Walk out the door!
Just turn around now,
'Cause you're not welcome anymore!
Weren't you the one
Who tried to hurt me with goodbye?
Did you think I'd crumble?
Did you think I'd lay down and die?

Oh no, not I! I will survive!
Oh, as long as I know how to love,
I know I'll stay alive!
I've got all my life to live.
I've got all my love to give.
And I’ll survive! I will survive!
Hey, Hey!

It took all the strength I had
Not to fall apart
And trying hard to mend the pieces
Of my broken heart.

And I spent, oh, so many nights
Just feeling sorry for myself.
I used to cry,
But now I hold my head up high!

And you'll see me, somebody new,
I’m not that chained up little person
Still in love with you.

And so you felt like droppin' in
And just expect me to be free,
But now I'm savin' all my lovin'
For someone who's lovin' me!

Go now! Go! Walk out the door!
Just turn around now!
'Cause you're not welcome anymore!
Weren't you the one
Who tried to break me with goodbye?
Did you think I'd crumble?
Did you think I'd lay down and die?

Oh no, not I! I will survive!
Oh, as long as I know how to love
I know I'll stay alive!
I've got all my life to live.
I've got all my love to give.
And I'll survive. I will survive! Oohh..

Go now! Go! Walk out the door!
Just turn around now!
'Cause you're not welcome anymore!
Weren't you the one
Who tried to break me with goodbye?
Did you think I'd crumble?
Did you think I'd lay down and die?

Oh no, not I! I will survive!
Oh, as long as I know how to love
I know I'll stay alive!
And I've got all my life to live.
And I've got all my love to give.
And I'll survive. I will survive! I will survive!



 

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Sábado 10: madrugada  

10/10/2009

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Joaquín Sabina Ruido  

10/07/2009


Ella le pidió que la llevara al fin de mundo,
él puso a su nombre todas las olas del mar.
Se miraron un segundo
como dos desconocidos.

Todas las ciudades eran pocas a sus ojos,
ella quiso barcos y él no supo qué pescar.
Y al final números rojos
en la cueva del olvido,
y hubo tanto ruido
que al final llegó el final.

Mucho, mucho ruido,
ruido de ventanas,
nidos de manzanas
que se acaban por pudrir.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido,
tanto ruido y al final
por fin el fin.
Tanto ruido y al final...

Hubo un accidente, se perdieron las postales,
quiso Carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
son el mismo repetido
y con tanto ruido
no escucharon el final.

Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos,
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.

Mucho, mucho ruido,
ruido de tijeras,
ruido de escaleras
que se acaban por bajar.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido.
Tanto ruido y al final...
Tanto ruido y al final...
Tanto ruido y al final
la soledad.

Ruido de tenazas,
ruido de estaciones,
ruido de amenazas,
ruido de escorpiones.
Tanto, tanto ruido.

Ruido de abogados,
ruido compartido,
ruido envenenado,
demasiado ruido.

Ruido platos rotos,
ruido años perdidos,
ruido viejas fotos,
ruido empedernido.

Ruido de cristales,
ruido de gemidos,
ruidos animales,
contagioso ruido.

Ruido mentiroso,
ruido entrometido,
ruido escandaloso,
silencioso ruido.

Ruido acomplejado,
ruido introvertido,
ruido del pasado,
descastado ruido.

Ruido de conjuros,
ruido malnacido,
ruido tan oscuro
puro y duro ruido.

Ruido qué me has hecho,
ruido yo no he sido,
ruido insatisfecho,
ruido a qué has venido.

Ruido como sables,
ruido enloquecido,
ruido intolerable,
ruido incomprendido.

Ruido de frenazos,
ruido sin sentido,
ruido de arañazos,
ruido, ruido, ruido.



AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Al mazo  

10/06/2009

Image and video hosting by TinyPic

Es como estar bajo un rayo y sentir la carne despedazarse

Es entender que una milésima de segundo puede alterar una existencia

Es inundarse de lágrimas, de angustia marejada carcomiendo desde adentro

Es descorrer el velo y ver los gusanos retorciéndose en su inmundicia

Es ser culpable de una terca inocencia

Es morirse de frío, de miedo, de soledad, de abismo

Es sentir en el aire desvanecer a las certezas,

Es el deber de modificar realidades pobres de lógica

Es tomar la amargura y centrarla en el pecho

para que no revolotee como loca por todo el cuerpo

Esta mano... es una mierda,

Lo mejor es irse al mazo, barajar e intentar de nuevo

Quizás finalmente aprenda a jugar...

Cómo es posible que el azar se me ría en la cara una y otra vez?

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Flashmob Black Eyed Peas  

10/02/2009

Flashmob, traducido literalmente de inglés como “multitud instantánea” (flash – destello, ráfaga, mob – multitud) – una acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente. Suelen convocarse a través de los medios telemáticos (móviles e Internet) y en la mayor parte de los casos, no tienen ningún fin más que el entretenimiento, pero pueden convocarse también con fines políticos o reinvidicativos.

Una de las particularidades de estas “tribus temporales” es que no requieren contar con el apoyo de los mass media para comunicarse, coordinarse y actuar de manera conjunta, ya que su comunicación funciona a través de redes sociales virtuales. Se trata de individuos que apoyados por las tecnologías de comunicación difunden mensajes a sus redes sociales de amigos y conocidos, los cuales hacen lo mismo hasta construir una gran cadena de comunicación, que es capaz de movilizar a miles de personas.

A Oprah Winfrey le montaron uno de estos Flashmob, sin que ella lo supiera, en su programa “The Oprah Winfrey Show” cuando Black Eyed Peas entraron a escena a cantar “I Got a Feeling”. 


Al parecer ser pasaron la coreografía a más de 500 bailarines y estos se encargaron de enseñarla. Y ahí se juntaron unas 21000 personas muy bien coordinadas creando el flashmob más grande nunca visto.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Mar adentro de Ramón Sampedro  

10/01/2009


Mar adentro, mar adentro...

y en la ingravidez del fondo,

donde se cumplen los sueños,

se juntan dos voluntades para cumplir un deseo.

Un beso enciende la vida con un relámpago y un trueno,

y en una metamorfosis mi cuerpo no es ya mi cuerpo,

es como penetrar al centro del universo,

al abrazo más pueril y al más puro de los besos,

hasta vernos reducidos en un único deseo:

tu mirada y mi mirada como un eco

repitiendo sin palabras: más adentro, más adentro,

hasta el más allá del todo por la sangre y por los huesos.

Pero me despierto siempre y siempre quiero estar muerto

para seguir con mi boca enredada en tus cabellos. 

Ramón Sampedro

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


Relaciones tóxicas o cómo huir de la idiotez ajena según Poroto  


Poroto enseña la ciencia de la huida

Aprendiendo de su propio personaje “Poroto”, el autor advierte sobre las relaciones “tóxicas” que “reducen la potencia de actuar”, a diferencia de “los buenos encuentros, que producen afectos alegres”. De aquellas relaciones es mejor huir, porque, citando a Poroto, “la huida no es una enfermedad, sino una ciencia”.







Por Eduardo Pavlovsky

En mi obra de teatro Poroto, el protagonista es estratega de una micropolítica que le permite expresarse para vivir. Se da cuenta de que tiene que seleccionar en su vida las relaciones: las dosis de las relaciones, el tiempo que invierte para que le resulte operativo vivir como él desea, que le permite vivir con potencia. Las “huidas” le permiten diseñar un sentido para su vida. Son fundamentos existenciales.

Tenía una filosofía de vida y desarrollaba una serie de ideas ininteligibles para quienes lo rodeaban, que lo percibían como un extraño, como un ser huidizo e inapresable. Algunos lo tildaban de esquizofrénico; otros, de fóbico grave. Solamente un médico clínico cercano a él comenzó a percibir que sus conductas bizarras tenían un nivel de inteligibilidad, y decidió seguirlo para investigar su rara filosofía de vida, que así convertía a Poroto en objeto de investigación científica.

A él Poroto le confió ciertas frases que eran parte de su pensamiento –decálogo, decía él– y que el doctor Guillermo Ballesteros, así se llamaba el médico, guardaba como una reliquia.

Decálogo de Poroto


El decálogo de Poroto está integrado por las siguientes 14 fórmulas:

- No tengo desesperanza; sólo invención cotidiana.

- Cada mañana hay que inventar el día.

- No me mato porque sé que tengo la asombrosa libertad de hacerlo en cualquier momento (frase que adjudicaba al filósofo rumano Ciorán y que él tomaba como suya).

- La vida es una enorme partida y hay que estar entrenado todos los días.

- Hay que aprender a no aguantar a nadie, ni aun a los propios padres.

- Hay que asombrarse de uno mismo.

- No hay que aprender a comunicarse, sino aprender a huir a tiempo.

- La vida es maravillosa sólo si uno aprende a seleccionar momentos.

- La vida en sí no es interesante; sólo la podemos hacer atractiva si la diseñamos todos los días.

- Mucha gente nos enferma y nos intoxica. Es una ciencia descubrir la toxicidad en la gente.

- Hay que tener cuidado de no dejarse atrapar por ninguna cara ni por ninguna teoría; la métrica es una ciencia fundamental.

- Hay que seleccionar bien las cosas que hay que hacer para sobrevivir.

- La huida no es una enfermedad: es una verdadera ciencia que deberían enseñarnos desde niños para huir rápidamente de la idiotez.

- Aprender a crear burbujas de incomunicación. Diseñar estas burbujas para llevarlas siempre consigo a mano (
concepto deleuziano, que él se atribuía).

Poroto había diseñado el tiempo que podía soportar sin intoxicarse en las conversaciones habituales con las personas que se cruzaba diariamente:

- El portero: dos segundos.

- Su madre: un minuto 10 segundos.

- Su padre: un minuto 14 segundos.

- Pedro (amigo ocasional con quien se encontraba en la estación Floresta): 10 segundos y tres cuartos.

- Su tío Mito: un segundo.

- Miss Golden (profesora de inglés): 20 minutos.

- Alsacia (prostituta a quien frecuentaba): una hora.

- Su novia Serafina: cuatro períodos de dos minutos con pausas de un minuto.

La huida a tiempo nos preserva de las idioteces que soportamos de los demás.

Poroto había realizado un viaje a Groenlandia (donde fue muy feliz). Desde allí escribió:

“La gente está aquí permanentemente de pie, casi ni se sienta. Casi no hay sillas en las reuniones. Un movimiento mínimo y discreto les permite apartarse de los demás. Debido a ello, la gente se siente más libre que teniendo que levantarse dificultosamente de algún lugar. El incorporarse seria una comunicación de la intención de alejarse. Se mueven libremente y pueden –puesto que están de pie permanentemente– apartarse sin mucha ceremonia e irse a otro lado cuando les plazca. Nada es llamativo y nadie se sentiría ofendido. La ventaja de estar siempre de pie es como nadie se ofende –poder irse del lugar cuando a uno le place y sin dar explicaciones. Hay menos enfermos de resentimiento y enfermedades digestivas. Un mundo libre.

”¡Cuánto tiempo he perdido en las sillas, querido amigo!

”El que está de pie expresa grandeza e independencia y el que está sentado expresa peso y duración.

”Sobre el acuclillado: es el que se ha desprendido de los hombres, no grava sobre nadie; descansa en si mismo.

”Un abrazo fuerte a todos. Me quedo aquí por tiempo indeterminado.

”PD: Muchas cosas no verlas no oírlas; no dejar que se nos acerquen. Separarse, alejarse de aquello a lo cual habría necesidad de decir no una y otra vez.

”Te quiero, Serafina. Desde aquí te quiero. ¡Seríamos aquí los dos tan felices!”

(Hacía un año que Poroto no escribía.)

El doctor Guillermo Ballesteros, su investigador oficial, comenzó junto a sus colaboradores a percibir que el problema de la toxicidad de las relaciones humanas era por lo menos atendible. Coincidían en la posibilidad de crear burbujas de incomunicación frente a la idiotez. Y comenzaron a percibir cuánto tiempo dedicaban de su día a conversaciones idiotas y tóxicas.

Incluso Ballesteros llego a pensar como Deligny (psiquiatra rumano que vivía en París) sobre la relación existente entre toxicidad y enfermedad mental.

El mismo Poroto tenía referencias de la American Psychiatry en cuanto a que los yuppies norteamericanos adolecían de un nuevo síndrome psicológico: la esquizoafectividad, por la cual dejaban de sentir abruptamente el mundo afectivo que los rodeaba, y Poroto afirmaba que esa huida afectiva o retirada del mundo era la única posibilidad de escapar a tiempo de la robotización para la que el medio los había entrenado. Era una retirada humanizante. Huida de preservación para volver al mundo emocional de otra manera. Inventando. Ingeniando.

No se tenía la impresión de estar con alguien fuera de juicio, sino con una persona que se desplazaba en otra dimensión, en otros espacios posibles. Poroto es un héroe de la micropolítica de la resistencia. Un héroe que se gestó problematizando y cuestionando la posmodernidad. Poroto es el héroe lucido que sabe cómo desea, sobre todo, no perder la capacidad de movimiento que parece ser su mayor expresión de libertad: aquello que no piensa entregar bajo ningún aspecto (La huida como resistencia en la modernidad líquida, Ezequiel Gusneroti).

El concepto “burbuja de incomunicación” parece ser, según Poroto, que surgió a raíz de una sugerencia en un encuentro que tuvo con Gilles Deleuze en París, en septiembre de 1980; en esa conversación, Deleuze había tomado de Poroto ese concepto.

Luego Deleuze modificó la palabra “vacuola” por “burbuja”, según Poroto para disimular el plagio. El doctor Ballesteros ignoraba al gran filósofo francés y nunca pudo comprobarlo. Lo único que pudo comprobar es que en esa fecha Poroto había viajado a París.

Serafina, la novia de Poroto, sabía de un viaje de éste a París; al volver le dijo que un filósofo francés le robaba sus ideas y que por eso había apresurado su viaje de vuelta.

Un día, Poroto le dijo al doctor Guillermo Ballesteros: nosotros nos enfermamos cuando no hacemos buenas combinatorias y nos estancamos con gente que produce tristeza o melancolía, y esta situación reduce nuestra potencia de actuar. La mayoría de la gente aguanta estas relaciones porque carece de la conciencia de poner límites y huir de dicha fábrica de patología. Descomponen su cuerpo con el otro y se enferman por permanecer demasiado en estas situaciones tóxicas que conllevan a patologías psicosomáticas. Por el contrario, hay buenos encuentros con producción de afectos alegres, que aumentan la potencia de actuar. Buenas combinaciones, doctor Ballesteros. Hay que saber combinar bien, como usted y yo.

El horror es permanecer fabricando afectos tristes y perder la capacidad o potencia de actuar.

Mi huida –mi micropolítica resistencial– es la de huir a tiempo de la toxicidad que afecta el cuerpo cuando se descompone en las relaciones tristes.

Todo es un problema de dosis –relaciones de conexión–, no de vínculos ni de relaciones. Huir a tiempo es preservarse de la idiotez y de la falta de pasión.

Pero esto no es mío: es Spinoza puro. No le sugiero que lo lea porque es muy difícil.

El doctor Ballesteros no se ofendió; se compró la Etica de Spinoza y no entendió nada. La formación médica es demasiado concreta para entender este tipo de conceptos teóricos.

Poroto es un personaje de ficción. Pero he encontrado en la clínica, a través de los años, que sus ideas excéntricas tienen en el fondo su razón de ser. Su sentido.

Creo que mucha gente enferma porque combina mal con otra persona y es proclive a enfermar por permanecer junto a esa persona durante años. Muchas enfermedades psicosomáticas las creo atribuibles a estas relaciones.

La gente no percibe la toxicidad que emana entre ambos y no puede –según la filosofía de Poroto– huir a tiempo.

Creo que los análisis muy largos a veces perjudican a ciertos pacientes por esta razón, creando fenómenos iatrogénicos (de los que poco se habla).

Hace poco una chica de 32 años quería entrar a un grupo terapéutico y yo le pregunte cuánto tiempo se había tratado en alguna psicoterapia previa. “Yo comencé a los 16 años con un analista, por inhibiciones sociales y sexuales y todavía continuo con él.” Le señalé que se había analizado la mitad de su vida. “Dos veces por semana”, me respondió. Me dijo que los primeros años había sido ayudada por el terapeuta, pero que después la relación se había empantanado y que no podía dejarlo. El no la ayudaba y permaneció siete años de más, creando un vínculo tóxico: habían desarrollado una amistad muy grande, pero la creatividad no existía en ella ni en él. “Ir a terapia me producía tristeza. No me animaba a dejarlo. Por eso estoy aquí, deseo estar con gente y poder escuchar otros problemas. Compartir y resonar con otras personas.”

Poroto le habría aconsejado “huir a tiempo” y dejar su extenso análisis porque la relación psicoterapéutica se convirtió en una relación tóxica y triste donde ella perdió su potencia de actuar. En sus primeros años había conseguido buenos resultados. En lugar de analizarse para vivir, ella vivía para analizarse.

Entiendo que los profesionales –analistas, psicólogos– puedan realizar análisis largos porque nuestra profesión exige un training especial. Yo me analicé 15 años o más. Pero la gente que concurre a mis grupos tiene un promedio de 15 años de análisis u otra terapia previa. Algunos son contadores, otros maestros, empleados, empresarios: muy alejados de la profesión psi.

Es bueno tomar conciencia de que debemos aprender a “huir” a tiempo de la toxicidad de algunas relaciones que nos producen tristeza y nos hacen perder potencia de actuar.

En este caso, la huida es un acto terapéutico, como dice Poroto.

En nuestra vida corriente percibimos que hay relaciones que nos producen alegría: nos volvemos más creativos y con pasiones nuevas. Y hay otras relaciones donde no combinamos y “pensamos mal”. Esto produce tristeza. La pérdida de conciencia de este último vínculo como producción de síntomas es de gran importancia.

La capacidad de la gente de permanecer en situaciones “idiotas” es inconmensurable. La capacidad de la gente que no huye a tiempo de este tipo de relaciones es a veces inconcebible.

A lo largo de mi vida, he conocido gente inteligente que progresivamente perdió creatividad, potencia y pasiones por estar ligada a relaciones tóxicas.

Poroto decía que la gente buena muchas veces es peligrosa por su toxicidad. En mi caso personal, he tenido relaciones tóxicas y he tenido la posibilidad de “huir” a tiempo –siguiendo su filosofía– en muchas oportunidades.

A Poroto le horrorizaba todo tipo de hermenéutica posible. El decía: las cosas son así y uno elige: quedarse o huir a tiempo. Es una decisión existencial consciente.

Algo parecido a lo que decía Foucault cuando se refería a que, antes de llegar al inconsciente, hay que percibir los “secretitos sucios” de las personas. Es una manera de pensar que invita a la reflexión.

El doctor Guillermo Ballesteros realizo un trabajo en la Asociación Psiquiátrica Argentina que se titulaba “La huida como acto terapéutico”. Pero la huida fue en general interpretada como actitud defensiva fóbica y no como acto de preservación.

Poroto también criticó el trabajo del doctor Ballesteros porque consideraba inapropiado discutirlo con psiquiatras.

Poco tiempo después, fue invitado a Francia a desarrollar su experiencia con actores y matemáticos (a quienes interesaba mucho su teoría). Aun hoy permanece en Groenlandia junto a Serafina su novia. Allí escribió su libro de dos tomos La huida como acto terapéutico existencial (que ya va por su tercera edición).

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces a esta entrada Email this post


 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips